jueves, 25 de octubre de 2007

Izquierda Unida vota en contra de los presupuestos generales 2008 de Rodríguez Zapatero por “estar sólo orientados hacia el centro-derecha”


Llamazares critica durante el debate que el Gobierno socialista haya perdido “una gran oportunidad de apostar por otro modelo de crecimiento”
Madrid, 25 de octubre 2007
Los diputados de Izquierda Unida en el Congreso han votado a favor de la enmienda a la totalidad que presentaron en el Congreso contra los Presupuestos Generales del Estado 2008 por considerar que éstos “no responden a la expectativa de la izquierda en una etapa de crecimiento económico, no son igualitarios ni redistribuidores de la riqueza y están orientados sólo hacia el desarrollo de políticas de centro-derecha”, según desarrolló en su intervención ante el Pleno de la Cámara el coordinador general de IU, Gaspar Llamazares. Durante su explicación de voto, pidió la retirada de las cuentas públicas elaboradas por el Gobierno socialista ya que con esta política económica sólo pretende "apaciguar a la derecha y ocupar el espacio de centro en vísperas electorales".El máximo dirigente de IU calificó el proyecto de "híbrido a medio camino entre la solvencia conservadora de Pedro Solbes y los anuncios y, a veces, ocurrencias electorales de sus ministros". "El Gobierno –detalló- ha dejado la izquierda y ha orientado la brújula al centro y a veces a la derecha. Es lamentable que compita con el PP en la reforma fiscal a la baja, en lugar de poner el acento en la progresividad fiscal y en la persecución del fraude”. Para Llamazares, Rodríguez Zapatero en lo que son los últimos Presupuestos de esta legislatura está reeditando el modelo económico del Partido Popular: "Socialmente injusto, laboralmente precario y ecológicamente insostenible”. Lamentó que el Ejecutivo socialista decidiera llevar a la Cámara un proyecto "pactado únicamente consigo mismo", no negociado con los grupos parlamentarios de la izquierda, "continuista y autocomplaciente, que antepone el superávit fiscal al necesario giro social y ambiental".Gaspar Llamazares detalló al vicepresidente económico, Pedro Solbes, que "el gasto social quedará muy lejos de otro compromiso adquirido por su Gobierno: el de avanzar en un punto porcentual del PIB anual en la convergencia con la UE. Al final, convergemos en lo que se refiere a la economía, pero no convergemos en materia social. Ahí seguimos a paso de tortuga". De hecho, dicho incremento no supera el 0,1% anual, 10 veces menos que las subidas comprometidas. En lo ambiental, constató el "fracaso del avance en la fiscalidad ecológica ya pactada con su Gobierno, así como en la lucha a fondo contra el cambio climático, en la que España es un alumno pésimo que no hace sus deberes".En este sentido, ironizó al decir que “hay que temer tanto al político escéptico –tal y como se ha mostrado el líder del PP, Mariano Rajoy-, como al que cree en el cambio climático pero mantiene un desarrollo insostenible”. Explicó que el Gobierno socialista, además de girar al centro, “ha acompañado sus Presupuestos con anuncios y una propaganda dosificada por el presidente y sus ministros de medidas efectistas, hechas en clave electoralista". Puso como ejemplo más claro de ello el del ‘cheque-bebé’ y lo contrapuso con “alternativas más eficientes y más justas para ayudar a las familias que esas transferencias monetarias lineales de escasos resultados redistributivos y, más escasos aún, desde el punto de vista social".Lamentó que frente al dinero que costará el ‘cheque-bebé’, la atención a las personas dependientes recibirá cerca de 500 millones de euros menos. Lo mismo pasará con el dinero destinado a las infraestructuras ferroviarias, que en toda la legislatura apenas llegará a la mitad que lo que gastará en la paga de 2.500 euros por cada nuevo hijo nacido. Llamazares acusó también al Gobierno socialista de no haber mejorado la equidad en el reparto de los impuestos. Señaló que la reforma fiscal en vigor desde el pasado 1 de enero es "continuista", ya que sólo aporta "progresividad" en el caso de los rendimientos del trabajo, mientras no ocurre lo mismo para los del capital, lo que supone "una grave injusticia social". Precisó que esta reforma fiscal llevada a cabo por los socialistas mermará los ingresos del Estado en 7.000 millones de euros, necesarios para afrontar políticas de gasto sin afectar a los Presupuestos. Reprochó a Solbes que pactara con la derecha esta reforma para, después, buscar apoyos en la izquierda para sacar adelante las últimas medidas sociales. Esto es, dijo, "la cuadratura del círculo".En segundo lugar, indicó que de aplicar las "experiencias de la UE en materia de lucha contra el fraude”, la bolsa de economía sumergida, que en España ronda el 23% del PIB, podría reducirse a los niveles de los socios comunitarios, que es del 10%, con lo que al reducirse hasta 13 puntos porcentuales “se podrían recaudar por impuestos 21.000 millones anuales adicionales”. Más aún, señaló que anualmente "se escapan" 8.500 millones de euros por fraude en el Impuesto sobre Sociedades, cantidad, que podría percibirse con una mejora de los recursos materiales y humanos de que se dispone para la lucha contra el fraude. Más allá de estas alternativas, aseguró que respetar los objetivos de superávit fiscal incluidos en la ley de Estabilidad Presupuestaria, "no significa dejar de aprovechar todos los márgenes de maniobra" posibles para introducir mejoras sociales. En este sentido, abogó por emplear parte del superávit de la Seguridad Social para mejorar las pensiones no contributivas y las contributivas más bajas. Insistiendo en el tema medioambiental, Llamazares constató que España es el país que más incumple el Protocolo de Kioto, por lo que reiteró su acusación al Gobierno de mantener una política "insostenible" en materia energética, fiscal y de infraestructuras. Así, echó en falta más inversiones para la modernización de las redes de ferrocarril convencional en detrimento de las previstas para la extensión de las redes del AVE y del entramado de autovías, que afectan "directamente al medio ambiente".Por otro lado, criticó también que los Presupuestos no hayan incorporado elementos en materia de I+D+I. Los fondos sólo se incrementan en torno al 15%, cuando el pasado año lo destinado a esta partida subió un 25%.


2 comentarios:

el justiciero lavianes dijo...

yo tambien entro en esto de los blogs espero que me visiteis!

el justiciero lavianes dijo...

Jose te felicito por tu blog
esta genial!
ahora ya puedes acceder al mio que ya lo he hecho publico. Entrar y opinar vale?