miércoles, 19 de marzo de 2008

IU inicia una campaña de recogida de firmas que reclama al Congreso una comisión para abordar la reforma del sistema electoral



Madrid, 18 de marzo de 2008.-


Izquierda Unida ha puesto en marcha a nivel nacional una ‘Campaña de Recogida de Firmas’ para reclamar la creación en el Congreso de los Diputados de una Comisión Parlamentaria que aborde la reforma del sistema electoral. La campaña, lanzada bajo el lema “Por una Ley Electoral Justa y Democrática”, supone la primera fase de una serie de iniciativas posteriores, que incluirán la convocatoria de movilizaciones de los partidarios de una necesaria reforma que asegure la proporcionalidad en la representación parlamentaria de acuerdo con el número de votos alcanzado por cada fuerza.IU aclara que esta ‘Campaña de Recogidas de Firmas’ para crear una Comisión Parlamentaria no tiene ninguna equivalencia con lo que técnicamente se conoce como una Iniciativa Legislativa Popular (ILP), cuyo funcionamiento regula una normativa que el Grupo Parlamentario de IU-ICV logró que se modificara la pasada legislatura. Las ILP`s no son de aplicación frente a las leyes orgánicas, como es el caso de la Ley Electoral. En un primer momento, quienes deseen adherirse con su firma a esta campaña pueden hacerlo a través de la página web federal de IU www.izquierda-unida.es Con posterioridad se ampliarán y extenderán los medios de apoyo a través de los mecanismos que pongan en marcha las distintas federaciones que componen IU, así como asociaciones y colectivos que también respaldan esta propuesta.A su vez, tras las distintas experiencias negativas comprobadas frente a iniciativas similares de captación de firmas lanzadas desde ámbitos muy dispares a través de un sistema abierto en la red, los servicios técnicos de IU están ultimando un sistema informático que impida la duplicidad de las adhesiones, los comentarios soeces y ofensivos y cualquier actuación que impida el desarrollo normal y democrático de la campaña.Izquierda Unida lleva reclamando en solitario desde su misma creación, hace más de 22 años, la reforma de un sistema electoral creado durante los primeros años de la transición democrática. Su objetivo original era crear mayorías estables a partir de las dos formaciones más votadas, ayudar a la gobernabilidad frente a un mapa político todavía desconocido tras cuatro décadas de dictadura y evitar así la fragmentación del Parlamento en múltiples formaciones que, por entonces, se conoció ‘sopa de siglas’. El paso del tiempo ha demostrado las claras insuficiencias e injusticias que comporta este sistema electoral. Las formaciones especialmente castigadas son aquellas que, como Izquierda Unida -tercera fuerza política en votos el pasado 9-M, con casi un millón de sufragios, pero sexto formación en cuanto a representación parlamentaria- se presentan en todo el ámbito nacional frente a los dos partidos hegemónicos, PP y PSOE.Además, IU quiere responder con total tranquilidad y serenidad democráticas a los diferentes ataques que cuestionan las actuaciones emprendidas sobre este tema por esta formación desde su total legitimidad política. Frente a quienes han decidido sumar a su hipocresía política y profesional una premeditada falta de información para atacar a esta formación por reiterar ahora, tras las elecciones generales del 9-M, su exigencia de una reforma electoral, IU sólo tiene que enfrentarles la legitimidad política y moral que le otorgan décadas de denuncia en solitario de esta injusticia democrática, de las que quien quiera puede encontrar argumentos suficientes en las hemerotecas, videotecas y en las actas del Congreso de los Diputados y de los distintos parlamentos regionales.






No hay comentarios: