lunes, 10 de noviembre de 2008

DIVERSION






Hoy os hablaré sobre un tema que no tendría nada que ver, a priori, con la política local. Se trata de mi segunda visita a la Gran Bretaña y de una pequeña, pero muy importante, lección que me ha quedado más que clara.



La lección está muy relacionada con el encanto que esconde una ciudad como Londres, y es que hasta en el mundo más capitalista tenemos mucho que aprender para mejorar la realidad que nos rodea. El encanto de dicha ciudad responde claramente a la pasión británica por conservar, conservarlo todo (muchas veces en un sentido negativo) pero especialmente sus pequeñas obras de arte arquitectónicas.



Es una ciudad que en cierto modo guarda relación con las nuestras, se observa un gran desorden dentro de la misma (¿será por la diversión que nos une o la diversion que nos separa?) muy lejos de la señorialidad del París del hausmanianismo, pero tiene una gran diferencia, y es su valor histórico gracias a la conservación de sus construcciones.



Lejos de los criterios de modernización españoles (se ve que en Inglaterra no existe ni ha existido sentimiento de atraso e inferioridad) la pasión por conservar de esta Gran Metrópoli hace que cada esquina se convierta en una novedad apasionante y haga mantenerse despierto en todo el momento al viajero.



Y como comenzaba diciendo, a priori, esto tiene extrapolación, como casi todos los aprendizajes, a la política local. ¿Donde está la verdadera cara de nuestro Concejo? No puedo entender que se ha hecho cono ella, ni como nosotros, los ciudadanos, hemos consentido que todo se fuera poco a poco a bajo, perdiendo totalmente nuestra identidad como pueblo, nuestras señas históricas, y pudiendo convertirnos, poco a poco, en cualquier rincón del mundo sin pena ni gloria.



Es tarde para muchos y muchas, pero aún estamos a punto de salvar una parte de nosotros mismos.



7 comentarios:

Anónimo dijo...

Jóse, aunque no tenga na que ver con londres quiero comentate algo que pon hoy la prensa, que te parez que los directores generales pasen a cobrar 5000 euros, osea 70000 al añu? viendo esto soy de los que no pienso votar mas, vaya escándalo con la que ta cayendo, con gente en el paro to los dias y lo que vendrá y ahora resulta que el principado burlase de todos con esos sueldos. Parezme inmoral, una canallá, digolo como lo siento. Los de izquierda unida van a protestar o algo o callarán y cobrarán? tan consiguiendo que los jóvenes no se acerquen mas a les urnes y cada dia entiendo mas la toma de la bastilla o la noche de los cuchillos largos. Un saludu
Toño

JOSE GONZÁLEZ DÍAZ dijo...

Toño una vez más coincido contigo, pero no sin antes censurarte por hacer mención a la noche de los cuchillos largos, hecho despreciable que solo muestra lo más bajo del ser humano y que no creo que seas consciente de lo que significó.

Por lo demás, lo de los sueldos es de chiste, uno tras otro (ayer mismo escuchaba a Rivi decir que 19700 euros no daban pa comer a un caballo). La verdad que hace falta sacudir bien la manta.

Anónimo dijo...

Ya lo se Jose, se de sobra lo significó en alemania la noche dichosa y lo que significo la toma de la bastilla y to les tomes del mundo, una matanza. Digolo en sentidu figurau y ye po la indignacion que tengo. Extrañariate que los asturianos convocasen una manifestacion delante el palacio regional(sin partidos, sin sindicatos y sin nada) y hubiese pedraes y botellazos? a mi no, y digotelo con la mano en el corazón.
Toño

JOSE GONZÁLEZ DÍAZ dijo...

Sigo sin consentir que compares la noche de los cuchillos largos con la toma de la Bastilla. La primera una pruga del Nacional-Socialismo en la que murieron todos los enemigos internos que podrían suponerle un problema a Hitler(ochenta y tantos) entre ellos auténticos socialistas. La segunda un pueblo muerto de hambre que se rebela contra la realidad establecida. No tiene nada que ver en absoluto.

Por otra parte,tu ¿crees que una ciudadanía resignada se movería para protetar por algo? Yo sinceramente pienso que hay un punto en el que sí, que la gente puede empezar a no estar deacuerdo con muchas cosas y movilizarse, pero hoy por hoy no veo esas condiciones.

De todos modos todo lo que tenga que ver con violencia, en el Siglo XXI, deslegitima cualquier meta. Los cambios revolucionarios han de ser grandes fiestas de todos y para todos, no masacres. Como dijo Rafael Correa estamos ante un cambio de época, no una época de cambios. La sociedad lo que tiene es que volver a politizarse, no se puede dejar todo marchar sin preocuparse hasta que llegan los probelmas, lo de ser apolítico o de centro es una falacia.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Jose, a veces estoy de acuerdo contigo pero no en esta ocasión. Las matanzas y las masacres son matanzas y masacres las haga quien las haga y en las circunstancias que las haga. Acaso el pueblo, por muy hambriento que estè, tiene derecho a hacer las barbaridades que se hicieron en la famosa toma de la bastilla? porque te recuerdo que fué una carnicería, con muertos a cuchilladas, garrotazos, violaciones, saqueos, etc, etc. Justificas eso porque alguien tenga hambre? Por esa regla de tres justificarias que un parado con tres hijos y que las pasa putas para darles de comer se vaya al congreso y comienze a matar diputados? Creo que continuais encandilados por unos hechos históricos que os gustan(como el caso de la bastilla, la toma del palacio de invierno en rusia, etc) y pretendeis que sean diferentes a otros, cuando no existe tal diferencia porque se trataba simple y llanamente de matar gente por matar. Insisto, cual es la diferencia entre matar a ochenta y tantos por motivos politicos y matar a miles( como sucedió en la revolución francesa) amparandose en el hambre( que robespierre y marat, entre otros, no pasaban) y en la necesidad ? Acaso no podian saciar su hambre con el saqueo de los palacios? era necesario degollar a miles de personas ?
Un poco mas de objetividad y rigor histórico no estaría mal por tu parte, no puede ser que unos sean muy buenos y tengan disculpa por sus crímenes y otros sean muy malos y no la tengan
Vicente

JOSE GONZÁLEZ DÍAZ dijo...

Se trataba de un pueblo del siglo XVIII que llevaba siglos sufriendo cuchilladas, garrotazos, violaciones, saqueos, etc, etc. La violencia generó violencia, sin más.

De todos modos dejo claro, al igual que ya lo hice en la anterior ocasión, que la violencia solo puede genar más violencia. Mi verdadero reto está en la fuerza del voto, en el cambio de mentalidad de las personas, en gobernar pensando en la mayoria. Igualdad, libertad, amor y alegria.
Ahí está el futuro del ser humano, no en la violencia genere quien la genere.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Pues ahí ya estamos de acuerdo y me alegro que asi sea. Un saludo
Vicente