lunes, 27 de julio de 2009

Lara y Grosske denuncian la “Falta de palabra de Zapatero en la financiación local” y anuncian una “Ofensiva Institucional de IU"



El coordinador general y el responsable federal de Política Municipal concretan que IU presentará mociones en los ayuntamientos e iniciativas parlamentarias a nivel estatal y autonómico para exigir que se reanuden de inmediato las negociaciones del Pacto.


“Los ayuntamientos no pueden esperar hasta las Elecciones Municipales de 2011 para resolver los graves problemas financieros que arrastran. Deben negarse a aceptarlo y no permitir quedarse tirados hasta 2011, por mucho que José Luis Rodríguez Zapatero haya decidido incumplir su palabra de tener resuelta conjuntamente en 2009 la financiación autonómica y la local”. Cayo Lara, coordinador general de Izquierda Unida, y Eberhard Grosske, responsable federal de Política Municipal, denuncian así las maniobras del presidente del Gobierno para ‘congelar’ las negociaciones para un Pacto Local hasta dentro de dos años, incumpliendo de forma “flagrante y vergonzosa” sus compromisos electorales, parlamentarios y hasta de investidura.

IU considera “inaceptables” las largas dadas por el Gobierno, por decisión de su presidente, a la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) sobre la financiación local. “Rodríguez Zapatero incumple la palabra dada en el Debate sobre el estado de la Nación, sus compromisos de investidura y la moción de Izquierda Unida aprobada por unanimidad por el Pleno del Congreso en junio de 2008 obligándose a resolver este año este grave problema”, puntualiza Cayo Lara.

Eberhard Grosske añade que “la congelación de las negociaciones con la FEMP resulta particularmente dramática para unas instituciones locales endeudadas y que soportan una importante carga de competencias asumidas de hecho, pero nunca financiadas ni compensadas económicamente”.

“Pero, sobre todo -detalla Grosske-, este incumplimiento del Gobierno es dramático para los ciudadanos. Resulta especialmente grave para los sectores más castigados por la crisis económica, los mismos que tienen en los ayuntamientos la puerta natural de entrada para buscar en los poderes públicos la resolución de sus problemas de índole económico y social”.

En la misma línea, Cayo Lara añade que “da la impresión de que el Ejecutivo socialista tiene poco dinero para resolver los graves problemas de los ayuntamientos, que son quienes están financiando de verdad con sus recursos la aplicación de competencias que no son suyas, todo en una situación de crisis y de aumento de las demandas de los ciudadanos”.

El máximo responsable de IU advierte de que “el Gobierno tiene dinero para los bancos o para compensar las cuotas que le exigen los empresarios dejar de pagar a la Seguridad Social, pero se lo niega a los ayuntamientos”.

Ante esta situación, Eberhard Grosske anuncia como responsable federal de Política Municipal que IU una “ofensiva institucional” para llevar a los ayuntamientos, a los parlamentos autonómicos y al Congreso de los Diputados mociones e iniciativas legislativas para denunciar esta situación. “Vamos a exigir la reanudación inmediata de las negociaciones Gobierno-FEMP y la presentación de un proyecto de ley de Financiación Local antes de que termine 2009”, indica el dirigente balear de IU.

Por su parte, el coordinador general señala que “la plena confirmación de que el Gobierno congela la negociación hasta que se resuelva la crisis económica hará necesaria una auténtica insurrección de las Corporaciones Locales. Ningún ayuntamiento puede aguantar la situación actual dos años más, a no ser que lo que se quiera sea que se endeuden sin límite a la mayor gloria de los bancos que percibirán los intereses de esos créditos”.

“La idea de ir resolviendo la situación con parches es inaceptable por injusta, ineficiente y, sobre todo, por el tufillo clientelar que desprende” continúa Cayo Lara. De igual forma, Grosske responde al vicepresidente del Gobierno de Política Territorial que “los fondos extraordinarios de inversión local que Manuel Chaves califica de ‘vías puntuales’ de financiación de los municipios, no son tales. Han sido útiles, en términos generales, para generar empleo y para la mejora de equipamientos e infraestructuras. Sin embargo, para los ayuntamientos, como tales, han supuesto más gastos y más presión sobre sus servicios administrativos, ya muy tensionados por las crecientes demandas de los Servicios Sociales y de todo tipo de prestaciones educativas, de vivienda, etc”.

“Lo que de verdad necesitan los ayuntamientos –señala- es financiación en gasto corriente que les permita hacer frente a las crecientes necesidades sociales de la población”.

Cayo Lara analiza también la contradicción que refleja esta situación y afirma que “resulta sorprendente que, mientras se ayuda a los ayuntamientos a proporcionar puestos de trabajo a los parados de sus municipios a través de la financiación de obras locales, algunos de estas corporaciones tengan que recurrir a despidos de su personal mediante ERE o prejubilaciones porque no pueden pagar las nóminas por problemas financieros”.

Fuente: www.izquierda-unida.es

No hay comentarios: