lunes, 10 de enero de 2011

La verdad


Ya hemos comenzado el nuevo año, sin muchas novedades, al final simplemente hemos pasado una página en el calendario, nada más. Pero esa página siempre ha de llevar parejas ciertas reflexiones, y yo estos días he estado reflexionando. Y lo he hecho entorno a mi propia figura y el papel que he jugado durante estos, ya casi, 4 años en el ayuntamiento. Hay que ser autocríticos siempre, las exigencias han de comenzar por uno mismo.

Sabiendo que se han cometido aciertos y errores, me quedo con un detalle: la verdad. Y es que guste más o guste menos en todo momento he defendido la verdad. Y, sinceramente, creo que nunca habéis tenido tan buena información interna del funcionamiento municipal como en esta ocasión. Es importantísimo que a pie de calle se transmita esa verdad, ya que los ciudadanos que quieran pensar de un modo libre necesitan conocerla.

Quizás eso no sea tan vistoso como las grandes obras. los datos económicos, etc, pero a mi juicio es igual de importante o más, porque es lo que nos hace hombres, nos proporciona las herramientas para llegar a conocer el funcionamiento de la realidad. Yo os intento dar esas herramientas para que vosotros os formuléis vuestras propias percepciones de todo lo que sucede. Ser ciudadanos va mucho más allá de pagar los impuestos municipales.

Necesitamos un concejo lleno de leones que quiera ver más allá de lo que algunos pretenden que veamos. Desde luego, considerando estos cuatro años como una etapa de maduración personal, ahora estoy más convencido que nunca de que nuestro concejo necesita cambios y yo estoy dispuesto a encabezarlos. Basta ya de adorar al asno, llega el momento de que todos nos planteemos nuestro futuro. Yo ya lo estoy haciendo ¿Y tú?

No hay comentarios: