sábado, 24 de diciembre de 2011

La Mancomunidad



El presidente de la Mancomunidad, Marcelino Martínez, miente. Miente cuando asegura que no se estaba ofreciendo nada, cuando desde el minuto 0 me ofreció de modo personal la vicepresidencia de la Mancomunidad. Ante dicha propuesta yo le hable de los grandes incumplimientos, por parte del PSOE, del programa de gobierno a lo que el respondió: “da igual, nunca se ha hecho nada no importa si se hace algo o no”.



Desde IU hablamos de programas, no de puestos, y está claro que el PSOE del Nalón no está por la labor de hacer nada por nuestra mancomunidad. Por lo que emplazamos al grupo socialista a demostrar que de verdad existe un compromiso con el ente supramunicipal con los hechos y no con las palabras y los brindis.




Denunciamos una vez más, que por culpa del Partido Socialista es imposible mancomunar la basura, una iniciativa que ahorraría mucho dinero a nuestros municipios, que están pasando por una crisis aguda y, además, permitiría mejorar nuestro actual sistema de recogida.




Un presidente que pasados más de 6 meses desde la elecciones no ha sido capaz de pasar de un pleno, no ha puesto en marcha ni una sola de las comisiones y no ha asumido ninguna responsabilidad no está en una buena posición para ir dando lecciones.




Por otro lado queremos conocer ya los detalles del supuesto plan de saneamiento que va a llevar adelante la Mancomunidad, ya que si no se van a aumentar las aportaciones, este solo puede `pasar por recortar los exigíos servicios que presta en la actualidad la misma.




En definitiva, frente a los brindis al sol, desde IU queremos pedir rigor, trabajo y seriedad. Cuando veamos que ese es el camino ahí estaremos para arrimar el hombro, mientras tanto, con una mancomunidad en parálisis absoluta, sólo nos queda exponer nuestras quejas y pedir seriedad y proyectos.


jueves, 15 de diciembre de 2011

¿DE VACACIONES?






Vuelvo a centrarme en nuestro querido concejo para dar un repaso a la actualidad política del mismo. Y es que una vez más tenemos que poner la tilde en la escasa capacidad de hacer de nuestro gobierno local. Fíjense hasta donde llega esa escasa capacidad que tenemos que aplazar el pleno de Diciembre porque desde alcaldía y comisiones son incapaces de generar ni un simple tema para el pleno.


Y con la de problemas y necesidades puestos encima de la mesa el señor alcalde nos reune para decirnos: no hay temas y podemos ahorrarnos dietas de concejales (pero no dice vamos a ahorrar una parte de mi enorme sueldo). Sinceramente si no se pone colorado es porque no tiene mucha vergüenza.


Hay temas tan importantes como unos presupuestos que ya deberíamos de estar votando para hacer frente a la crisis, un malestar de los trabajadores que deberíamos de tratar en el pleno para ver como se le pone frente, la amenaza de no poder hacer frente a los pagos cada día más palpable y escenificada en un corte de luz de dos horas en este mes, que vamos a hacer para generar nuevos ingresos y que nuestro concejo no se vaya a la bancarrota.


Pero claro, algunos están cobrando muy contentos y viven en un mundo fuera del nuestro dentro del ayuntamiento en el cual no existen preocupaciones y todo es maravilloso. Las quejas cada día mayores de nuestros vecinos se ve que no llegan a sus oídos. Terrible.


Señor alcalde la política no es un juego, afronte de una vez por todas la situación que vive el concejo y plántele cara o renuncie al gran sueldo que cobra para nada.

lunes, 5 de diciembre de 2011

Europa: pasado, presente, ¿futuro?







Somos muchos y muchas los que comenzamos a sentirnos desencantados con la Comunidad Económica Europea. Una comunidad que nace con la CECA y bajo la premisa, tras la segunda guerra mundial, de que si los países tenían intereses económicos en conjunto ya no volverían a luchar entre sí. Esto llegó a proporcionar cierta estabilidad y cierta bonanza, al menos en algunos de los países que poco a poco se fueron incorporando a la Comunidad Económica Europea.



En España no podemos decir lo mismo, queda claro que con nuestra incorporación a dicho proyecto económico (que no político) llegaron Fondos de Cohesión que nos permitieron hacer carreteras. Lo que no queda tan claro es para que queremos dichas carreteras cuando lo único que se consigue desde el gobierno económico de Berlín es arruinar nuestro mercado interno a base de recortes e impedir la competitividad de nuestros productos con el Euro y las cuotas.



España tiene un gran potencial en determinados sectores, desde la leche (cada día menos productores en nuestra región, ya que no interesan los pequeños productores al mercado común), hasta el aceite de oliva, pasando por la huerta o sectores de innovación como las energías renovables. Pero no somos competitivos, no interesa que seamos competitivos. Países como Alemania serían felices si España terminase rota en pedacitos: el pedacito catalán, el pedacito vasco, el pedacito andaluz...



Y es que queda patente, cada día más y más, que el gobierno económico Europeo (Alemania y en menor medida Francia) está jugando con nuestro futuro para asegurar el suyo. Gran parte de la deuda que están obligando a generar a nuestro país ya está en manos de los alemanes, asegurándose de que tengamos que pagar durante años poco a poco todos aquellos Fondos de Cohesión, que en su momento nos vendieron como un regalo, más los intereses.



No pretendo hacer un alegato anti europeo, aunque admito que en determinados momentos es lo que pide el cuerpo, pero pretendo llamar la atención sobre un hecho constatado que poco a poco nos conduce a la ruina. No podemos seguir a las órdenes de gobiernos que simplemente velan por sus intereses y no por los nuestros.



Es una pequeña reflexión personal, que cada cual haga su lectura y saque sus propias conclusiones.