domingo, 20 de mayo de 2012

El neo-liberalismo



El liberalismo, esa doctrina que nacía a finales del S.XVIII de manos de Adam Smith, y que su propio padre ya calificaba de utópica hasta dos veces en su obra "La riqueza de las naciones", se encuentra ahora en un callejón sin salida. Y se encuentra porque como teoría utópica sigue padeciendo los mismos males que el mismo día de su nacimiento: los intereses previos existentes y los capitalistas que siguen queriendo hacernos creer que sus intereses representan a la mayor parte de la sociedad.

Pero el panorama actual ha cambiado y mucho. El capitalismo no puede desarrollarse en un solo país siempre necesita ampliar sus mercados para continuar creciendo y el crecimiento continuo es lo que mantiene el sistema en pie. Para eso, se utilizaban los países pobres para obtener materias primas, países fáciles de desestabilizar o incluso dónde provocar una guerra sin levantar gran revuelo. La segunda vuelta de tuerca fue comenzar a llevar sus fábricas a la zona, obligando a dichos países a adoptar todas las medidas liberales que los EE.UU. marcaban. Pero la avaricia rompió el saco y el talón de Aquiles se llamaba China.

Un mercado con 1.300 millones de personas, en el cual se puede producir muy barato, y con un gobierno fuerte que garantiza el cumplimiento de todo lo firmado. Un gobierno que se dedicaba a ahorrar y comenzaba a firmar acuerdos con occidente a la vez que iba abriendo todos los mercados en los cuales occidente no comerciaba por no aceptar las condiciones que se imponían desde el FMI, la OMC, etc. Un gobierno que pensaba en suministrar productos a precios muy bajos a la vez que iba confirmando su posición como potencia mundial.

Pues bien, ese país estable y la avaricia liberal han dinamitado nuestro modo de vida. Nuestro mercado interno ha comenzado a resentirse, la especulación y el endeudamiento de familias y empresas han provocado un colapso. Y las mentes privilegiadas, los que manda, quieren intentar competir (para poder volver a exportar) con China bajándonos los salarios, acabando con los estados obligados a asumir la deuda privada de familias y empresas, principalmente bancos y para ello acabando con el estado del bienestar. 

Que nadie piense que se trata de un bache, esto es algo para siempre, Europa no volverá a ser lo que fue, los partidos que defienden el sistema PSOE y PP (en España) no buscan soluciones, simplemente se amoldan a la nueva situación y Keynes tampoco es solución de nada, ya no estamos en los años 30. Solo nos queda buscar modos alternativos de desarrollo, un nuevo modelo, un nuevo marco. Luchar contra la corriente liberalizadora, potenciar la participación pública en todos los aspectos. Dejar de asumir las deudas privadas desde el estado. Necesitamos cambiar el modelo, no apuntalarlo. Sin en el S.XVIII para su padre ya era utópico, hoy es sencillamente insostenible.


11 comentarios:

Adolfo Ferrera Martinez dijo...

Hola Jose. De acuerdo con tu análisis. Este modelo económico era y es un modelo desigual, desequilibrado, y criminal. Es un modelo depredador porque se basa en la ley de la selva, el más grande se come al pequeño, es la ley del más fuerte. Es un modelo que antepone los beneficios a los Derechos Humanos. Antepone el crecimiento ilimitado al Bienestar de las personas. Antepone la competitividad a la Cooperación. Es un modelo autodestructivo. Un modelo cuya farsa consiste en prometernos a todos el paraíso material: "Si te esfuerzas, si eres competitivo, si trabajas más, si consideras a tu compañero como tu enemigo, podrás conseguir lo que te propongas, llegar lejos, ascender, el dinero te caerá del cielo, conseguirás prestigio y respeto social, serás un triunfador". Éste es el cebo que utiliza el Capital para captarnos a todos, como si de una secta económica se tratara. Si alguien todavía lo duda solo tiene que mirar a su alrededor.
Existen alternativas, como el modelo llamado " la economía del bien común", pero no quieren aplicarse. A los actuales poderes políticos, económicos, y financieros les va bien con el actual. Hay que seguir luchando. Un saludo.

Antón dijo...

Estoy totalmente en desacuerdo con el comentario de Adolfo Ferrera Martinez.

Los años 80 no fueron muy edificantes para el futuro que estamos viviendo, y estas son las consecuencias de aquellos desmanes, donde los únicos que salieron ganando no hace falta mentarlos. Pero era de prever que no se puede sacar más leche de la que puede dar la vaca.
Este que os pongo aquí es un ejemplo de lo que significa conseguir 'gratis' lo que nos ofrece la vida si nos dan la oportunidad de no dar golpe.
------------------

Un reconocido profesor de economía de la Universidad norteamericana Texas

Tech alegó que él nunca había suspendido a uno de sus estudiantes pero que, en una ocasión, tuvo que suspender la clase entera.

Cuenta que esa clase le insistió que el socialismo sí funcionaba, que en éste sistema no existían ni pobres ni ricos, sino una total igualdad.

El profesor les propuso a sus alumnos hacer un experimento en clase sobre el socialismo: Todas las notas iban a ser promediadas y a todos los estudiantes se les asignaría la misma nota de forma que nadie sería suspendido y nadie sacaría una E (excelente).

Después del primer examen, las notas fueron promediadas y todos los estudiantes sacaron B. Los estudiantes que se habían preparado muy bien estaban molestos y los estudiantes que estudiaron poco estaban contentos.

Pero, cuando presentaron el segundo examen, los estudiantes que estudiaron poco estudiaron aún menos, y los estudiantes que habían estudiado duro decidieron no trabajar tan duro ya que no iban a lograr obtener una A; y, así, también estudiaron menos. ¡El promedio del segundo examen fue D! Nadie estuvo contento.

Pero cuando se llevó a cabo el tercer examen, toda la clase sacó F:

¡Suspensos a todos!

Las notas nunca mejoraron. Los estudiantes empezaron a pelear entre si, culpándose los unos a los otros por las malas notas hasta llegar a insultos y resentimientos, ya que ninguno estaba dispuesto a estudiar para que se beneficiara otro que no lo hacía.

Para el asombro de toda la clase, ¡Todos perdieron el año! Y el profesor les preguntó si ahora entendían la razón del gran fracaso del socialismo.

Es sencillo; simplemente se debe a que el ser humano está dispuesto a sacrificarse trabajando duro cuando la recompensa es atractiva y justifica el esfuerzo; pero cuando el gobierno quita ese incentivo, nadie va a hacer el sacrificio necesario para lograr la excelencia.

Finalmente, el fracaso será general.

--------------

Espero que se saquen las conclusiones adecuadas y no se intente viciar lo que aquí he dicho y mucho menos que estoy justificando las indecencias de todos conocidas.

Saludos.

Adolfo Ferrera Martinez dijo...

Hola Antón. Voy a tratar de no "viciar" lo que has dicho. Con ese tipo de argumentos que se describe en esa historia del profesor de economía, se puede concluir que quien no prospera o no vive dignamente es porque no se esfuerza lo suficiente, ¿no?. Esa es la trampa del pensamiento neoliberal: hacernos creer que el sistema nos da igualdad de oportunidades y aquellos que se esfuercen prosperarán, y a los que no quieren prosperar y no se esfuerzan el Estado no tiene por qué ayudarles. Ese argumento es falaz porque el sistema no da igualdad de oportunidaes a todos. Es injusto y desigual en su origen, y se basa precisamente en que no todos somos iguales. Tirando del hilo de ese argumento podemos concluir que los parados no encontrarán trabajo mientras perciban una prestación porque así no se molestarán en buscarlo. No digo que tú lo hayas dicho, digo que siguiendo esa moraleja de la historia del profesor llegamos a esa conclusión. No se trata de gratis todo y para todos, se trata de dignidad para todos, de igualdad de oportunidades, de justicia social, de equidad, de que la ganancia de uno no sea a costa del sufrimiento de muchos. De eso se trata, y este modelo es todo lo contrario. Un saludo.

Antón dijo...

Persistes en tu error. Y además mentas al paro como ejemplo. La mayoría de la gente que cobra prestación no se preocupa hasta los dos últimos meses de buscar trabajo. No es culpa de ellos, es culpa de la administración. Pero si son incapaces de encontrar la solución, solo ellos(la administración) son los culpables. Sé de tu blog y de tu interés obsesivo por imponer tus criterios. Está bien que los publiques, pero no que los hagas la solución de los males. Ejemplo: Corea del Norte. ¿Más ejemplos? Todos los países que se lograron zafar de la URSS y que ninguno dudó en pertenecer a un sistema distinto al que tu defiendes. Te devuelvo los saludos.

JOSE GONZÁLEZ DÍAZ dijo...

Antón muy bien, has tardado mucho en sacar el ejemplo de Corea del norte para no "viciar". ¿Que pasa con México, que pasa con los propios EE.UU., que pasa con España, el tercer país de Europa con pobreza infantil?

La teoría del profesor no sirve de nada. En un mercado flexible todo el mundo puede buscar un nuevo trabajo y nuevas formas de prosperar, porque se llega al pleno empleo. Eso simplemente se llegó a alcanzar en la URSS y en EE.UU. en una época concreta. La realidad hoy es que somos precarios y la gente ya se va esforzando por sobrevivir, no por ser un triunfador. Y en estos próximos años vamos a ver como esa situación sigue empeorando y el sistema liberal sume en la miseria a una parte importante de la población, mientras los capitalistas que, como decía Adam Smith, hacen confundir sus intereses con los de la mayoría de la población se continúan enriqueciendo a base del estado, de todos.

No querer verlo es estar ciego, la realidad cada día nos lo deja más claro.

Un saludu.

Anónimo dijo...

Conceyalooon! esperemos que se tenga en cuenta a les bases de iu que tamos muchos en paro y habra q danos algun trabayu

Antón dijo...

No Jose, EEUU sí tuvo pleno empleo pero URSS tuvo a todos su presos políticos haciendo ese pleno empleo. Y mira como ahora no se libran tampoco de la que estamos pasando todo. Tienes razón, saqué muy pronto a Coreo a relucir. Debiera de haber hablao de Cuba y adornalo con dos o tres videos que nos dicen a las claras lo que hay allí. Y eso que ya en la presentación de su último libro Fidel Castro dijo claramente que fue un 'error' pensar que solo con el socialismo (la forma en que él llama al comunismo)se podía salir adelante.
En cuanto a Adam Smith, menos hablar y más soluciones. Ni un solo país es capaz de salir adelante con lo que él dice.
Yo no niego las maldades del capitalismo. Pero para eso hay una cura que ningún partido, cuando tiene oportunidad, pone remedio, que son el cambio de las leyes y el cobro inverso de impuestos. Hasta ahora el % de subida lineal solo ha servido para aumentar las diferencias sociales.
Saludos.

Anónimo dijo...

Ahora pretendes comparar España con Corea del Norte o con Cuba??? Pobreza infantil en España? creo que viste un reportaje sobre Etiopia y sobre el Congo y de la empanada que traìas pensaste que era Valencia o Gijón. De verdad que cuando los comunistas os poneis a decir sandeces sois únicos¡¡¡

JOSE GONZÁLEZ DÍAZ dijo...

http://www.abc.es/20120521/familia-padres-hijos/abci-pobreza-infantil-201205211147.html

Mira te pongo el ABC que debe de tener un complot comunista con UNICEF. Puedes ser de derechas y leer un poco, conozco muchos que lo hacen.

Un saludu.

Anónimo dijo...

Merece la pena visitar este blog por leer lo que escribe Anton.

Un saludo.

Anónimo dijo...

soy de derechas y leo mucho, muchísimo; a ver si ahora te las vas a dar de listo presumiendo de culto y piensas que los demás no lo son; eso pensaban marx y lenin y acabaron tiranizando a millones de personas, así que menos presumir menos dar lecciones