miércoles, 5 de junio de 2013

Necesitamos políticos, no actores



La cruda realidad me lleva a escribir esta entrada pensando en mi querido alcalde, aquel que mantengo con mis impuestos, y que no es más que un gran actor. El gran papel que lleva adelante día tras día nunca dejará de sorprenderme. Aunque esté lejos uno se ve obligado a enterarse de que mientras defiende ante el gran público la recuperación de los valores socialistas, prepara privatizaciones de servicios que sin ninguna duda llevará adelante con la derecha política. 

No es la primera vez que cojea por el pie más rancio de las políticas actuales, y es que ya en la anterior legislatura una de sus ideas estrella era la privatización del agua. El vender un bien público de todos para que se convirtiese en un negocio redondo para unos pocos. Ese es el nuevo socialismo de los nuevos grandes actores del gran circo de la política.

Que desgracia la nuestra, que desgracia el que no se puedan pedir responsabilidades a una persona que no tiene ningún interés por mejorar el municipio, que solo piensa en su carrera personal .Con los números que maneja nuestro ayuntamiento ya tendría que haber sido despedido hace mucho tiempo, pero claro en esto no hay despidos.

Adrián, humildemente solo te puedo pedir un favor como llavianés, ya que no vas a mejorar en nada la situación del municipio, al menos ten la decencia de no empeorarla. 

2 comentarios:

Daniel G. Posada dijo...

Demagogia pura y dura, amigo. Hace tiempo que el PSOE ha dejado los ideales de izquierdas. Han olvidado pronto y rápido lo de socialista y obrero.
Por cierto, cómo te va todo?? Hace mucho que no tengo noticias tuyas porque tienes muy abandonado el twitter

Daniel G. Posada dijo...

Demagogia pura y dura y candidatos a los oscar. Eso es lo que son nuestros políticos de hoy. Recuerdo al gran Gerardo Iglesias. Qué falta nos hace en la arena política para poder tener un referente.
Qué hay de tu vida?? Hace tiempo que no sé nada de ti porque no utilizas el twitter y desde Andalucía es complicado enterarse de las cosas si no es por las redes sociales.
Abrazo fuerte.